Los fisioterapeutas y quiroprácticos trabajan incansablemente para ayudar a sus pacientes a mejorar su capacidad de funcionar y moverse con normalidad y al mismo tiempo invertir tiempo y esfuerzo en encontrar una manera de reducir el dolor de un paciente. Debido a que ambos profesionales ayudan al paciente a moverse y a reducir sus dolores, mucha gente está confundida en estos dos campos. La verdad es que hay algunas diferencias fundamentales entre quiroprácticos y fisioterapeutas y este artículo explicará algunas de esas diferencias.

Formación

Un fisioterapeuta debe completar al menos cuatro años de estudios y un programa de especialización de dos años. Un fisioterapeuta debe entrenar en una amplia variedad de áreas y ser licenciado para practicar su oficio. Para ello se requiere, que los fisioterapeutas renuevan periódicamente sus licencias a lo largo de sus carreras. La renovación regular ayuda a los profesionales a estar al día y bien informados acerca de las técnicas de investigación y de terapia más nuevos.

Un quiropráctico necesita completar tres años de estudio y un año de prácticas. También es necesario que el quiropráctico renueve su licencia con regularidad. La intensidad del trabajo de estudio no es tan estricta como la de un fisioterapeuta.

Aliviar el dolor del paciente

Un quiropráctico ofrece alivio a pacientes con dolor a través de las técnicas de prevención del dolor que él enseña a sus pacientes, así como las visitas recurrentes a su consulta. Con el fin de mantenerse libre de dolor, el paciente tiene que seguir viendo al quiropráctico para ajustar el tratamiento y aplicar otros posibles tipos de terapia.

Los fisioterapeutas tratan el dolor de sus pacientes a través de sus propios tipos de terapia. El objetivo de la fisioterapia es mejorar la capacidad del paciente para moverse. Para ello, el fisioterapeuta puede enseñar a sus pacientes ejercicios para hacer en casa, así como trabajar con él en un entorno profesional. A medida que el paciente hace su terapia, su dolor comenzará a disminuir hasta que haya desaparecido por completo. Con el tiempo la lesión del paciente se curará y será capaz de moverse libremente y ya no requiera del fisioterapeuta.

Sistema de Creencias

Los quiroprácticos creen que todos los problemas de un paciente provienen de la columna vertebral. Esto incluye problemas relacionados con los sistemas endocrino y respiratorio, así como problemas obvios en la espalda y en las articulaciones. El quiropráctico cree que si la columna se fija, las otras enfermedades se curan también.

Los fisioterapeutas no centran sus creencias en una sola parte del cuerpo a pesar de centrarse también en la columna vertebral. Los fisioterapeutas dedican su tiempo a tratar una lesión específica y ayudan a un paciente a curarse mientras se hace todo lo posible por reducir el dolor del paciente.

Hay un buen número de similitudes entre fisioterapeutas y quiroprácticos, pero la verdad es que son diferentes campos de la terapia y la medicina.
 

Compruebe plagio