Es duro volver a la normalidad después de las vacaciones. Aquí le explicamos algunos consejos para que su vuelta a la normalidad sea menos traumática.

Ejemplo:

Nosotros tuvimos unas buenas vacaciones. La familia al completo. Tuvimos tiempo para relajarnos y compartir estupendos momentos juntos. Las noches de verano, sin prisas, paseos por la playa...ha sido maravilloso y lo hemos pasado realmente bien. Mi problema es que ahora que las vacaciones se han acabado y las cosas vuelven a la normalidad, yo me siento sin fuerzas y deprimido, no tengo apenas energía. Todo lo que yo quiero hacer es volver de vacaciones. Yo no me he sentido nunca de esta forma al final de las vacaciones. ¿Qué me pasa?

Respuesta:

Lo que usted tiene es el típico bajón anímico después de las vacaciones. Los psicólogos tienen un nombre para esto: Síndrome post-vacacional. Lo que esto significa realmente es que al volver a la normalidad, tras muchos buenos momentos vividos, nos viene este bajón anímico. Ocurre a menudo después de días festivos, tras unas buenas vacaciones y después de vivir experiencias en la montaña y usted debe volver a vivir en los valles.

Puede ayudarle a pensar en esto, como una resaca de día festivo. Lo primero que tiene que entender es que lo que usted siente es normal, y que esos síntomas no significan que usted tenga depresión. Son sensaciones normales y puesto que son normales, lo siguiente es entender que estas sensaciones pasarán en unos días o semanas, si no antes.

 

Tres cosas que puede hacer



Mientras usted está esperando a sentirse mejor, hay al menos tres cosas que usted puede hacer que le ayudaran.

1. Implíquese totalmente en todo lo que usted hace diariamente, si tiene que levantar a los niños y llevarlos al colegio. Si trabaja fuera de casa...etc. Al estar muy implicado en lo que usted está haciendo, la propia actividad le activará, hará que su mente deje de recrearse en los buenos momentos vividos y el tiempo pasará más rápidamente. Esto hará que usted se sienta mejor y que las sensaciones que tiene sean más agradables.

2. Evite coger otras pequeñas vacaciones o días festivos de inmediato para tener alguna diversión. Manténgase activo, entretenido y descanse.

3. Finalmente comience a planear sus próximas vacaciones ahora. Planee acontecimientos, vacaciones o actividades y póngalos en el calendario. Esto le da una visión en perspectiva sobre próximos eventos que le gustaran, esto le animará y la dará ilusión y esperanzas, que todos nosotros necesitamos tener.
 

Compruebe plagio